PATRIMONIO CULTURAL

MUSEO DE HISTORIA

En esta primera casa de la Congregación existe un museo que recoge los objetos y recuerdos que han pertenecido a nuestros Fundadores: San Benito Menni, María Josefa Recio y María Angustias Giménez, o que han marcado la vida de la Congregación y su progresiva extensión por el mundo. Son valiosas piezas que constituyen el Patrimonio histórico de los más de 130 años de vida de esta Institución.

En él se encuentran documentos, fotografías, objetos personales, objetos religiosos, utensilios de escritorio, etc. Uno de los recuerdos más destacados es la carta original de nuestro LEMA: ROGAR, TRABAJAR, PADECER, SUFRIR, AMAR A DIOS Y CALLAR, que Benito Menni escribió a las Fundadoras, desde Barcelona, el 17 de noviembre de 1979. Mª Angustias recortó la frase y la colocó en un cuadro tal como hoy se conserva.

La actual ubicación y organización del museo data del año 1983. Anteriormente estos objetos estaban custodiados por el Gobierno general de la Congregación que tenía su residencia en esta casa de Ciempozuelos.

Recorrer el museo es evocar los orígenes y la historia de la congregación. Por ello goza de gran aprecio, cariño, reconocimiento y valor afectivo para las hermanas y para quienes se acercan a Ciempozuelos y desean conocer la Congregación.

Para acceder al Museo de Historia, pulse en este enlace.

 

MUSEO DE PINTURA

La terapéutica por la creación pictórica constituye parte de la moderna rehabilitación de las personas con enfermedad mental, considerada por los especialistas como un instrumento de apoyo en el diagnóstico, una actividad ocupacional y un modo de psicoterapia.

En Ciempozuelos  esta terapia tuvo su máximo desarrollo en el periodo comprendido entre los años 1960 a 1988. En los años 1973-74, la dirección médica y los psiquiatras que trabajaban en el Centro, con la colaboración de sor Justa Tarazona, se interesan especialmente por este taller y promueven y estimulan a las pacientes para que realicen la pintura de forma creativa, según su imaginación les dicte.

En esta misma época se recogen los cuadros existentes, se enmarcan y clasifican y se exponen al público en la actual sala-museo.

Las pinturas representan temas políticos, religiosos, costumbre de la época y ambientes del mismo Complejo Hospitalario. Las pacientes de mayor renombre e interés por el número de cuadros y sus características son: Aurora Cenalmor, Ines Martínez Eraso, Ángeles Hernández Anta, Rosario Lombera, Mercedes Calle, Asunción Llamas, Rosario Pato, Dora Onrubia de la Torre, y Chelo.

Actualmente el museo sigue visitándose con mucho interés.

Para acceder al Museo de Pintura, pulse en este enlace.