PATRIMONIO CULTURAL

MUSEO DE HISTORIA

Nuestro museo, no ha pretendido ser un museo de valor artístico ó de lujosas piezas artesanales, sino la exposición de los diferentes objetos que han pertenecido a nuestros Fundadores: San Benito Menni, María Josefa Recio y María Angustias Giménez, así como otros objetos que marcan la vida de la Congregación, valiosas piezas que constituyen el Patrimonio histórico, de los más de 130 años de existencia.

El Museo de la Congregación, por lo que significa goza de gran aprecio, cariño, reconocimiento y valor afectivo, porque es memoria de los orígenes e historia de la congregación, verdadera historia de familia.

El Gobierno General hasta el año 1962, fue quien custodió los objetos con cariño y veneración hasta que se trasladó a Roma. 

En el año 1983, aquí en Ciempozuelos, se asignó una sala para colocar el MUSEO, como se encuentra en la actualidad.

En él se encuentran documentos, fotografías, objetos personales, objetos religiosos, utensilios de escritorio, etc. Entre los objetos a destacar está el original de nuestro LEMA, que San Benito Menni escribió a las Fundadoras: ROGAR, TRABAJAR, PADECER, SUFRIR, AMAR A DIOS Y CALLAR. Lema que desde los comienzos de nuestra vida religiosa tratamos de asimilar y de llevarlo a la práctica.

Recordar nuestros orígenes es un ejercicio muy saludable porque nos remite al inicio del nacimiento como Congregación. Ayuda a refrescar y reafirmar la total entrega en el Carisma hospitalario, y anima a realizar la labor apostólica con alegría y generosidad.

Para acceder al Museo de Historia, pulse en este enlace.

 

MUSEO DE PINTURA

El taller de pintura ha sido una de las actividades de Terapia, realizada por las pacientes psíquicas de este Centro, siendo el periodo comprendido entre los años 1960 a 1988 la más fructífera. Ha sido considerado por los especialistas como un instrumento de apoyo en el diagnóstico, una actividad ocupacional y un modo de psicoterapia.

En los años 1973, 1974, la dirección médica con psiquiatras que trabajaban en el Centro, se interesan especialmente por el taller, promueven y estimulan a las pacientes para que realicen la pintura de forma creativa, según su imaginación les dicte.

En esa época valorando los cuadros existentes, éstos fueron enmarcados y colocados en una sala- museo para su conservación, donde se encuentran en la actualidad.

Las pacientes de mayor renombre e interés por el número de cuadros y sus características son: Aurora Cenalmor, Ines Martínez Eraso, Ángeles Hernández Anta, Rosario Lombera, Mercedes Calle, Asunción Llamas, Rosario Pato, Dora Onrubia de la Torre, y Chelo.

Este taller tuvo la valiosa coordinación de Sor Justa Tarazona, hermana hospitalaria.

La terapéutica por la creación pictórica constituye parte de la moderna rehabilitación del paciente psíquico.

Actualmente el museo sigue visitándose con mucho interés. 

Para acceder al Museo de Pintura, pulse en este enlace.